Mantenimiento del colchón viscoelástico

Cuidado del colchón viscoelástico

El mantenimiento del colchón viscoelástico es muy sencillo. Gracias a sus propiedades, estos colchones no se deforman y son más transpirables que los productos fabricados con otros materiales (como el látex).

Todos sabemos que los colchones deben darse vuelta cada cierta cantidad de tiempo. En el caso de los colchones viscoelásticos, no hay que olvidar que sólo tienen una cara útil: por lo tanto, no hay que darles la vuelta como al resto de los colchones, sino girarlos de la cabeza a los pies cada mes o mes y medio.

Los colchones de viscoelástica pueden instalarse sobre cualquier soporte, como un somier de láminas o una base tapizada. Para aprovechar mejor sus cualidades, lo ideal es colocarlo en un somier de láminas con refuerzos lumbares.

Para mantener el colchón viscoelástico en buenas condiciones, también tenemos que cuidar su entorno. Esto no representa ninguna novedad, ya que no es una tarea vinculada al tipo de colchón. De todas maneras, no está demás recordar que el dormitorio debe ventilarse regularmente (en lo posible todos los días) mediante la apertura de las ventanas.

En cuanto a la limpieza, podemos utilizar un trapo húmedo, dejando airear después el colchón para que se seque. También es posible eliminar el polvo con una aspiradora de mano.

Algunas características propias de fábrica también pueden contribuir al mantenimiento del colchón viscoelástico. Los modelos que cuentan con tratamientos antiácaros y antibacterias tendrán mayor durabilidad y nos ofrecerán óptimas prestaciones durante más tiempo. Este dato debe ser tenido en cuenta a la hora de elegir un colchón viscoelástico.

En ColchonesViscoelasticos.com: Qué es un colchón viscoelástico

Imagen Flickr CC alexik