Elegir un colchón viscoelástico

Elegir un colchón viscoelástico

La viscoelasticidad es un tipo de comportamiento de los materiales que presentan propiedades viscosas y elásticas. Se conoce como material viscoelástico a los poliuretanos flexibles cuyo formato desarrolló la NASA para aliviar la presión del cuerpo. Dicho material llegó hace un tiempo a los colchones y hoy ya se puede elegir un colchón viscoelástico para el hogar.

Los colchones de material viscoelástico contribuyen al descanso y tienen un efecto aliviador en las zonas del cuerpo que se encuentran inflamadas. Los colchones convencionales ejercen presión sobre el cuerpo y nos obligan a cambiar de postura cada cierto periodo, interrumpiendo la fase de sueño profundo. Los colchones viscoelásticos, en cambio, se adaptan de manera dinámica al peso corporal.

Estas superficies de descanso resultan ideales ya que no son ni duras ni blandas. Los colchones viscoelásticos están compuestos por una capa superior de material viscoelástico y otra inferior que incluye algún tipo de espuma. Por lo tanto, sólo tienen una cara útil y no deben darse vuelta de la misma manera que los colchones tradicionales, sino que hay que girarlos únicamente de la cabeza a los pies.

Gracias a sus células abiertas, los colchones viscoelásticos facilitan la circulación del aire, contribuyen a la distensión muscular y aumentan la circulación sanguínea.

Propiedades de los colchones viscoelásticos

Elegir un colchón viscoelástico, por lo tanto, es una excelente opción para el descanso. Entre las distintas posibilidades que ofrece el mercado, debemos tener en cuenta el tipo de espumación, ya que ésta determinará la densidad del colchón. Según nuestras características corporales, pues, convendrá uno u otro modelo.

Imágenes: ZonaColchones.com